La exposición

En una colaboración para The American Weekly, en 1935, Dalí afirma que la diferencia entre un loco y un surrealista es que el loco confunde dos mundos, el de la ilusión y la realidad, mientras que un surrealista conoce bien la diferencia. Muchos años más tarde, y en pleno proceso de creación del Castillo de Púbol, la obra del artista, con Gala como protagonista, sigue habitando ambos mundos.

Con la muestra Púbol de Gala. Ilusión y realidad continuamos la línea iniciada en 2020 con la exposición Gala/Dalí/Dior. De arte y moda. Este año, la Fundació Gala-Salvador Dalí apuesta por profundizar en la construcción de la imagen de Gala mediante obra original de Salvador Dalí y uno de los looks más icónicos de la musa de la década de los setenta.

Ilusión y realidad

La exposición explora las distintas formas con las que se representa a Gala. Por un lado, nos encontramos ante una mujer idealizada, imaginada, la dama del castillo a la que Dalí profesa su amor cortés. Por el otro, el Retrato de Gala, c. 1976, nos sorprende por el verismo con el que la musa ha sido pintada.

La poética de las ruinas

Las ruinas, siempre presentes en Púbol, a menudo en forma de trompe-l’œil, se convierten en motivos llenos de significado en esta exposición. En el primer ámbito, el de la ilusión, embellecen los dibujos y proyectos de decoración del castillo. En el ámbito de la realidad, en cambio, los desprendimientos de pintura evidencian el deterioro y el ineludible paso del tiempo.

 

El refugio de la mujer visible

El último ámbito expositivo muestra un fragmento del documental El refugio de la mujer visible (1982-1989), realizado en 2017 e incluido en la trilogía Salvador Dalí. En busca de la inmortalidad, producida por la Fundació Gala-Salvador Dalí y dirigida por David Pujol. El extracto conjuga de forma poética declaraciones del artista e imágenes de archivo del Castillo de Púbol, que enfatizan la fascinación que siente por las ruinas el genio ampurdanés.

Galería de imágenes

  • Proyecto para el techo de la Sala de los Escudos, c. 1970
    © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2022
  • Proyecto para el jardín, c. 1970
    © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2022
  • Proyecto para la Sala del Piano y el baño de Gala, c. 1969
    © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2022
  • Vestido prêt-à-porter de Elizabeth Arden New York y collar, 1970s
  • Proyecto para la Sala de los Escudos, c. 1970
    © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2022
  • Proyecto para el jardín, c. 1970
    © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2022
  • Proyecto para el jardín, c. 1970
    © Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador Dalí, Figueres, 2022

Púbol de Gala. Ilusión y realidad

Textos de Montse Aguer, directora de los Museos Dalí, Jordi Artigas, coordinador de las Casas-museo de Púbol y Portlligat, Bea Crespo y Lucia Moni, del Centro de Estudios Dalinianos.

Próximamente

Por qué visitar la exposición

  • Me faltaba ofrecer a Gala un estuche más solemnemente digno de nuestro amor. Por ello le regalé una mansión edificada sobre los restos de un castillo del siglo XII, en La Bisbal, el antiguo Castillo de Púbol, donde ella reina como soberana absoluta. Salvador Dalí
  • Gala me cogió de la mano y me dijo de repente: “Gracias una vez más. Acepto el castillo de Púbol, pero con una sola condición: que sólo vendrás a visitarme al castillo por invitación escrita.” Esta condición, que halagaba sobre todo mis refinamientos masoquistas, me entusiasmó, Gala se convertía en el castillo inexpugnable que no había dejado nunca de ser. Salvador Dalí
  • Sí, se piensa que soy una fortaleza bien defendida, perfectamente organizada, cuando a lo más podría ser una pequeña torre vacilante que, por pudor, trata de cubrirse de hiedra y esconder sus ya deterioradas paredes y encontrar algo de soledad. Gala
  • Esperamos que esta muestra permita al visitante adentrarse en un mundo particular, mítico y real, poético, que nos habla de Gala y de Dalí, y de un universo creativo y vital propio, singular, escenográfico. Gala vista por Dalí, vista por nosotros, y vista por sí misma o tal y como ella quería que la viéramos, entre la ilusión de ser y la realidad de existir. Montse Aguer Directora de los Museos Dalí
  • El Castillo Gala Dalí de Púbol se convierte en el escenario ideal para mostrar las diferentes representaciones de una Gala indómita que nunca dejó de fascinar a Salvador Dalí y avivar su imaginación. Bea Crespo y Lucia Moni Centro de Estudios Dalinianos
  • La exposición permite disfrutar del arte del dibujo de Salvador Dalí, descubrir los proyectos del artista para convertir un castillo medieval en la imagen de Gala y crear un paraíso perdido para su compañera fuera del tiempo. Jordi Artigas Coordinador de las Casas-museo de Púbol y Portlligat